Skip to content
Blog Vive Sano

Efectos del consumo excesivo de café en el cuerpo

2017-11-03

Síntomas del consumo excesivo de café

El consumo de cafeína en cantidades inferiores a 300 miligramos, una cantidad que equivale a 3 tazas de café al día, tiene efectos beneficiosos en la salud como tonificar el organismo, aliviar la fatiga, favorecer las funciones intelectuales, entre otros. No obstante, cuando se toma en exceso -o incluso dosis menores en personas que no están habituadas-, el café puede provocar temblor, nerviosismo, insomnio, palpitaciones y menor capacidad de rendimiento. Todos estos signos tienen lugar de forma más acentuada en personas que no están habituadas a su consumo.

Además, el consumo frecuente de café lleva consigo una adaptación a la cafeína, lo que explica que personas habituadas a tomar café sufran diversos síntomas cuando no ingieren su dosis habitual de cafeína, alcanzando incluso un síndrome de abstinencia que se muestra con signos como cansancio, irritabilidad nerviosa, incapacidad para concentrarse, ansiedad, dolor de cabeza, etc.

Contraindicaciones del café

¿En qué casos es mejor no tomar café?

La cafeína aumenta la secreción de ácido clorhídrico y de pepsina en el estómago, por lo que el café y otras bebidas que la contienen no están indicadas en caso de problemas digestivos como gastritis o úlcera péptica. Este efecto no se debe sólo a la cafeína, sino también a otras sustancias que forman parte de la esencia del café, por lo que en estos casos el café descafeinado está igualmente desaconsejado.

Esta sustancia estimulante produce un aumento ligero y transitorio de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial, efecto que desaparece en un breve periodo de tiempo, por lo que las personas con hipertensión arterial o enfermedades del corazón podrían consumir café con moderación, pero siempre con asesoramiento médico. Y no se acumula en el organismo, se degrada en el hígado y se elimina por la orina entre 3 y 6 horas después de haber sido ingerida, por lo que tiene un leve efecto diurético, lo que hace que grandes dosis de cafeína puedan provocar deshidratación.

Uno de los pocos casos en que se desaconseja totalmente el consumo del café es en los pacientes que sufren de epilepsia. Más que aumentar el riesgo de ataque, la cafeína induce al insomnio, y las personas con epilepsia nunca deben encontrarse en un estado de falta de sueño.

Para quienes gozan de buena salud, se puede admitir que dos o tres tazas de café al día es una cantidad tolerable para el organismo, si bien, cada uno conoce mejor que nadie cómo responde su organismo.

Cómo reducir el consumo de café de manera progresiva

Si habitualmente bebe mucho café y desea reducirlo por completo hasta eliminarlo, aquí le brindamos algunos consejos útiles para reducir el consumo de café fácilmente.

Dado que esta cantidad depende en realidad de cada persona, puesto que lo que a una le supone tomar una sola taza de café, para otra sí que puede convertirse en un auténtico problema, algo que depende casi directamente de la tolerancia que cada cual tengamos a la cafeína (sí, hay personas que tienden a ser más sensibles que otras a sus efectos en el organismo).

La dependencia al café

El café es una bebida que tiene como uno de sus efectos negativos, que genera dependencia en nuestro organismo. Si estamos acostumbrados a beber café habitualmente y lo dejamos, aparece lo que muchos expertos denominan como el síndrome de abstinencia a la cafeína, el cual se produce cuando tras el consumo diario y regular de café nuestro organismo necesita más cantidades de cafeína para conseguir el mismo efecto, y sin embargo hemos “eliminado” su consumo por completo.

Cómo tomar menos café cada día

Reduciendo el consumo de café poco a poco

Si su organismo está habituado a recibir una buena dosis de café cada día (desde por la mañana hasta por la tarde, o incluso simplemente por la mañana con el desayuno), es evidente que no es recomendable tratar de cortar tan drásticamente el consumo de una bebida cuyos efectos estimulantes en el organismo terminan por causar dependencia.

Por ello, en primer lugar, la clave está en tratar de reducir la cantidad de café que tomamos cada día. Pongamos un ejemplo. Si habitualmente tomamos 3 tazas de café al día: una con el desayuno, otra a media mañana y otra después del almuerzo. Si se ha planteado la posibilidad de reducir el café que consume, una opción útil es tratar durante la primera semana de eliminar el café del almuerzo, optando solo por el que tomas en el desayuno y a media mañana.

Luego, en la semana siguiente, eliminar la taza de café que te toma a media mañana. Y a la semana siguiente hacer lo propio con la taza del desayuno. Pero en esta ocasión lo mejor es tratar de reducir en esos días la cantidad de café que bebes en ese momento, por ejemplo reduciendo el tamaño de la taza o la cantidad que se sirve.

Sustitutos del café

Existen diferentes alternativas al café, en la mayoría de las ocasiones muchísimo más adecuadas y saludables que éste. Las más populares y recomendadas son las siguientes:

  • Achicoria o diente de león: es una planta que se puede encontrar en tiendas naturistas, con la que se elabora una bebida que aporta un sabor intenso y un aspecto algo más claro.
  • Maca: conocida popularmente con el nombre de maca andina, es una opción excelente a la hora de aumentar la energía de nuestro organismo.
  • Infusiones aromáticas: se trata de bebidas saludables y digestivas que pueden reconfortarnos tanto como el café por su intenso sabor y sus bondades para la salud.
  • Bebidas de cereales, se pueden encontrar fácilmente en el mercado y que se elaboran con distintos cereales (por ejemplo malta y cebada), siendo buenos sustitutos del café.

La información proporcionada en este sitio sirve para apoyar y no para reemplazar la relación entre un paciente y su médico o nutricionista.

Si busca una dieta para hipertensos por delivery,  ingrese a –> Ver nuestros Planes

>>>Delimás tiene la alternativa más práctica para quienes necesitan una dieta para reducir la tensión arterial>>>

Fuente: Medline plus, Eroski

Ayúdanos a mejorar